miércoles, 16 de diciembre de 2015

NO DESPIERTES














Son las 4 de la madrugada,
un rodar continuo de coches
me ha despertado,
el mismo que no deja dormir a la noche.

Estas dormida y me pongo a mirarte;
esa paz suave de tu boca,
ese cuerpo de guerra en paz,
esas sabanas que te abrazan,
esas palabras encerradas en tus labios
con los parpados acogiendo tu cálida mirada,
trasforma la noche.

Separo las sabanas para contemplar
en todo su esplendor, tu cuerpo.

No despiertes, déjame contemplarte,
deja que las hojas del reloj caigan lentas,
sin prisa por despertar el alba.

¡No despiertes, déjame contemplarte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario